Miércoles 21 de Noviembre de 2018 / Año del Diálogo y la Reconciliación Nacional

Actualidad

Gonzalo Torres: "Ya habían japoneses en la época del virreinato"

14 Diciembre, 2017
Gonzalo Torres:
Redacción: NikkeiPlus

“Hay una historia que no se ha contado lo suficiente. Existen registros de japoneses durante el virreinato, pero ¿Qué hacían en nuestro país desde esos años?”, manifestó Gonzalo Torres, conductor del programa A la vuelta de la esquina durante el conversatorio “Perú y Japón: Tendiendo Puentes”, realizado en la biblioteca Elena Kohatsu, organizado por la Asociación Peruano Japonesa.

Esta inmigración se debió a que existía el tránsito entre Mamila, que era parte del imperio español, el Perú y Acapulco. “Ese vértice era importante porque al principio solamente se podía ir de un lado para otro y para regresar debido a los vientos tan fuertes, no se podía. Era muy difícil”, comentó Torres.

Es decir, no sólo llegaron japoneses en el Sakura Maru en 1899, sino según censos realizados durante el virreinato en 1596, el primer japonés que se conoció en el Perú fue Francisco Japón, “Le llamaron así porque no sabían cómo pronunciar su apellido”, expresó el conductor.

Cabe señalar que Francisco contribuyó a la construcción del Puente de Piedra, que hasta hoy sigue en buenas condiciones. Y es en 1610 que se conoce al japonés Miguel de Silva.

Es en el censo del 1613 del virrey de Montesclaros que se contabilizaron a 20 nipones. En ese tiempo se les conocía como indios del Xapón, pues a toda Asia se le llamaba Indios, en este caso se les denominaba, indios del Xapón.

PRINCIPALES OCUPACIONES DE JAPONESES

Según información de la doctora Mary Fukumoto, en 1914, los japoneses se dedicaban principalmente a la agricultura, obrero industrial, peluquerías y trabajo doméstico pero en 1932 se promulga la ley que obligaba a todos los centros de trabajo a contar con un 80% de personal peruano.

Eso les motivó a fundar sus propias bodegas, el 34% de ellas eran administradas por japoneses. Y muchos se dedicaron a la peluquería. “No hay nada más limeño que cortarse el pelo en la peluquería de un japonés”, mencionaba siempre Raúl Porras Barrenechea.




LO MÁS LEIDO

Mario y Sergio Nakasone: Los EmprendeDrones

Mario y Sergio Nakasone: Los EmprendeDrones

Takoyaki Perú: El crocante que une familias

Takoyaki Perú: El crocante que une familias

5 motivos para ir al Matsuri

5 motivos para ir al Matsuri

Tito Takayama: El Mundial no será fácil para Perú

Tito Takayama: El Mundial no será fácil para Perú