Inicio Cultura Shodo: Si todos escribieran con el corazón, el mundo sería un lugar...

Shodo: Si todos escribieran con el corazón, el mundo sería un lugar mejor

226
0
Fue una gran muestra de shodo.

Nikkei Plus y Kawagami.pe difundiendo la cultura japonesa.

El destacado calígrafo Hamano Ryuho realizó un taller en setiembre llamado “Reflexiones sobre la paz” en el Centro Cultural Peruano Japonés hace unas semanas y dejó realmente grandes enseñanzas para los asistentes y por eso hemos querido compartirlas.

“Voy recorriendo el mundo de esta manera haciendo demostraciones y todo esto siempre pienso, que en algún momento de nuestras vidas vamos a morir, todos somos iguales”.

“O que el color del pelo sea diferente, el color de los ojos sean diferentes, o que las palabras que hablan sean diferentes, o que la cultura sea diferente, o que nos molestamos, o que amemos a alguien, que nos saquen la vuelta y lloremos (risas), entonces así vamos viviendo”.

“Una propuesta para ustedes es que piensen hacia dónde vamos, si se pueden olvidar en un momento de que con su dedito hacen todo y no escriben. (…) Este es el pedido para todos ustedes, cuando regresen a sus casas y cojan un lápiz o un lapicero o lo primero que tengan ahí a la mano e intenten escribir su nombre con mucho feeling y regresen a cuando ustedes tenían 3, 4 o 5 años y aprendieron a escribir su nombre, con ese esfuerzo, con esas ganas escribirlo”.

“De esa manera podemos volver a vernos nosotros mismos, y es una manera de que nos valoremos a nosotros mismos. Si tú eres capaz de hacer eso, de pensar en ti, puedes llegar a pensar en el otro (…) en las otras personas y dejar de pelear. (…) Al mismo tiempo es como que algo muy valioso hemos dejado de lado. Por eso pienso que si todas las personas en el mundo escribieran con el corazón pienso que el mundo sería un lugar mejor y eso es lo que estoy tratando de hacer”.

También se refirió a la visita para dictar un taller en Trujillo y estuvo con representantes de la Embajada del Japón en Perú.

“Los profesores no eran buenos en el idioma pero aun ellos con mucho esfuerzo y ganas trataron de enseñar japonés, entonces me sentí muy feliz al ver eso. En Trujillo no hay persona que hable japonés, es un lugar donde no tienes oportunidad de practicarlo pero con mucho esfuerzo lo hacían. Entonces miren ustedes lo bonito que es escribir”.

PUBLICIDAD
Artículo anteriorPremio José Watanabe Varas 2022 será de 7 mil soles
Artículo siguienteJuan Carlos Tanaka: Qué necesito para abrir un restaurante de comida nikkei