Home cocina Tomoya: Buscamos brindar calidad a un buen precio

Tomoya: Buscamos brindar calidad a un buen precio

1845
0
Miguel Oshiro.

ROGER GONZALES ARAKI

Después de llegar de Chile en setiembre del 2019, el chef Miguel Oshiro tenía decidido plasmar lo aprendido en sus años de experiencia en restaurantes y junto a su socio Miguel Kohama, amigo de muchas jornadas de videojuegos decidieron lanzar Tomoya, pero esto NO es un juego.

“Lo conversamos con mi socio y a finales de octubre del 2019 ya la teníamos clara y en noviembre empezamos a buscar un local”, recuerda Miguel Oshiro.

Maki acevichado.

Tomoya fue de los negocios que empezaron antes de la pandemia (12 de febrero 2020) y que pasaron por todas las idas y venidas que ya conocemos pero pese a eso continuaron con las mismas expectativas, con los mismos sueños. La esperanza fue su mejor oxígeno.

“Cuando se comenzó a ver qué tan grande era (la pandemia) conversamos y la decisión era ‘lo cerramos o volvemos abrir cuando todo se calme o aguantamos’ (…) Decidimos aguantarlo por 3 años, conservamos todo el personal y decidimos esperar”, nos cuenta Miguel Oshiro.

“Creo que no nos hemos dado a conocer todavía lo suficiente pero lo bueno es que la gente que viene, regresa y es algo positivo”, manifiesta.

Miguel en preparación de los makis.

Estuvo cerca de 5 años en Chile trabajando y asesorando pero decidió volver al Perú porque quería conseguir su objetivo de tener libertad para crear y sobre todo, divertirse.

“Acá un día se me ocurre hacer ciertos platos, lo pongo en la pizarra y la gente que entra ve, les gusta, lo mando de cortesía y de ahí al mes está en la carta. Es divertido”, expresa sonriendo pese a tener la mascarilla en todo momento.

Si no me divierto, no lo estoy viviendo. Es como que así las cosas sean difíciles tienes que verle el lado positivo, tienes que ver cómo sacarle diversión a eso. En la cocina, cuando estoy metido de lleno soy lo suficientemente serio pero tienes que ver cómo divertirte”, indica.

Y vaya que “crear” y divertirse siempre ha sido su vocación, porque al terminar en el Colegio La Unión, ingresó a la Universidad Católica a estudiar Ingeniería Industrial pero descubrió que no era lo suyo y se retiró para estudiar Cocina en Le Cordon Bleu.

La gente va mucho por los makis y el ramen.

“Cuando cocinaba en casa me gustaba, hacía cosas muy sencillas pero no es que mi familia me inculcó algo de eso, como que saqué del cuadro a todo el mundo. Yo siempre he sido bueno en lo que son los números. A la hora de administrar, tema de costos si tienes que saber algo”, resalta. Es importante destacar que en Perú anteriormente trabajó en restaurantes como Ichi Ban, Edo Sushi Bar.

LA BÚSQUEDA DE TOMOYA
Hoy la cocina nikkei está muy difundida y cada vez más valorada, pero lo que buscan en Tomoya es brindar calidad a un buen precio. La mayoría de gente que va a Tomoya es por los makis y los ramen pero también disfrutan mucho de los baos.

“(Al bao) Lo relacionan como un sándwich. A la mayoría de personas no les suena pero cuando lo prueban dicen “la próxima vez pido más de eso”. Es como un sándwich a vapor.

EL DATO
Dirección: Av. Los Precursores 338. San Miguel
Delivery: +51 929 210 900
Facebook e Instagram

Previous articleNancy Miyasato: “Expacio está pensado tanto para los amantes del orden y hogar”
Next articlePsicólogo Eduardo Nakahodo: 3 Las alertas del estrés y cómo gestionarlas